Nuestra Historia

Inicio / La Fundacion / Nuestra Historia
Historia Fundación Compartir

Fundación Compartir

El año 1979 fue en particular infortunado: un maremoto golpeó a Tumaco; un terremoto sacudió a Pereira y sus zonas aledañas; el río Magdalena anegó parte de sus regiones ribereñas; el río Bogotá inundó 10 barrios del sector de Patio Bonito, al sur de Bogotá. Unas 25 familias resultaron afectadas. A raíz de ello y por un llamado del ex presidente Carlos Lleras Restrepo, surgió la idea de convocar empresarios para crear una organización capaz de generar recursos importantes e invertirlos de manera eficaz y trasparente a favor de la población desposeída, en especial en casos de desastre. Así nació, hace 34 años, la Fundación Empresa Privada Compartir.

El trabajo comenzó por llevar auxilios básicos a los damnificados –medicamentos, alimentos, carpas- y reponer las viviendas en Patio Bonito, con la construcción del barrio Compartir-Meissen, con cerca de mil soluciones de vivienda. A su vez, en Cauca y Huila se auxilió a la comunidad de los paeces, cuyas viviendas se había llevado el río Páez. Se atendieron luego otros desastres: el sismo de Pereira y el terremoto del eje cafetero, donde, en asocio con la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía de Bogotá, se reconstruyeron acueductos, edificios públicos y colegios en Armenia y otras 6 localidades, incluyendo a Montenegro. En Cundinamarca, en ejemplar acción preventiva, por iniciativa y con recursos de la Gobernación, se reubicó la población de San Cayetano, amenazada por un deslizamiento. Por convocatoria presidencial y con recursos privados y públicos, se construyó en Cartagena la Ciudadela Colombiatón que consistió en la entrega de mil casas; parques y colegio. 

Esta experiencia enseñó que la tranquilidad de las personas está relacionada con la vivienda, y es así que a lo largo de estos años, la Fundación Compartir ha construido más de 27 mil viviendas de interés social, y apoyado a la mejora del espacio público –un estímulo a la integración y la solidaridad-, recuperando más de 95 parques, entre ellos el de la calle 93 en Bogotá y el de Algarrobillos en Valledupar.

La primera aproximación de Compartir al tema de la educación, se dio con la construcción de colegios en proyectos de vivienda, que hoy suman más de 60 instituciones educativas y Centros de Desarrollo Infantil (CDI). Se entendió también que la mejora de la calidad educativa es la necesidad fundamental del país. Desde 1996, en convenio con la Secretaría de Educación de Bogotá, que aporta un subsidio por estudiante, Compartir administra tres centros educativos: Compartir Suba, Compartir Tintal y Compartir Bochica, el cual inició en 1999 y fue clausurado en diciembre de 2011. Actualmente, en Suba se educan más de tres mil (3.000) estudiantes socioeconómicamente vulnerables en los niveles preescolar, básica y media, y sus egresados han obtenido altos resultados en las pruebas SABER. 

El análisis del factor humano como determinante de la calidad de la educación dió origen al Premio Compartir al Maestro, un reconocimiento público a los docentes colombianos, que con profesionalismo y proyectos novedosos, benefician a sus estudiantes y la comunidad educativa en general. En dieciséis ediciones de este premio se han recibido más de 24 mil propuestas metodológicas y se han premiado a más de 240 docentes. El Premio Compartir cuenta con el apoyo de amigos aliados que con sus aportes han incentivado los procesos de formación de maestros con becas para maestría, viajes académicos, bibliotecas y otros estímulos.

Con el propósito de seguir trabajando por los docentes colombianos, Compartir contrató un grupo de investigadores con el fin de diseñar una política para atraer y retener maestros de excelente calidad, teniendo en cuenta que el componente docente es el esencial para dar el gran salto hacia la calidad educativa. El estudio propone una política sistémica, un esfuerzo integral y de gran magnitud, para atraer a los mejores bachilleres y profesionales a la carrera docente, formarlos en programas universitarios de excelencia (de pregrado y maestría), acompañarlos y evaluarlos con el fin de usar esta evaluación para el mejoramiento continuo, brindarles amplias y excelentes oportunidades de formación en servicio y remunerarlos en forma competitiva.

En 2012, Compartir lanzó el Premio Compartir al Rector para destacar el liderazgo de los rectores y directores del país, promover las competencias para la buena dirección de establecimientos educativos y rendir un homenaje a los más sobresalientes. Por otro lado, se creó el Programa Compartir Jugando en alianza con la Fundación Tiempo de Juego, para el uso positivo del tiempo libre de los niños y jóvenes de Soacha, en especial de Cazucá (comuna 4). De igual manera es importante destacar el programa Misión Cucunubá, el cual junto con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, ICA, CORPOICA, Asoovinos, Artesanías de Colombia, la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía de Cucunubá; permitió la firma de una alianza público privada para llevar a cabo un programa de desarrollo rural integral en este municipio.

Compartir espera seguir cumpliendo su objetivo fundacional, demostrando el gran aporte que el sector privado hace al bienestar de la población de menores ingresos y al desarrollo del país y trabajando por reducir la inequidad en Colombia, a través de un proceso de movilización masiva, que promueva una reforma educativa a nivel nacional para lograr una educación de buena calidad para todos los colombianos.

Financiera Compartir S.A.- Bancompartir

En 1994, bajo el liderazgo de la Fundación Compartir surgió la Financiera Compartir, como intermediario financiero especializado en la gestión y otorgamiento de créditos a microempresarios, con un fuerte compromiso para el fomento de empresarios de escasos recursos. Para ampliar esta gestión y consolidar el apoyo al microcrédito, el 24 de diciembre de 2010, después de 16 años de funcionamiento, se realiza la fusión por absorción de la Financiera Compartir por parte de Finamérica, cuyo respaldo patrimonial se encuentra representado en accionistas de amplio reconocimiento y prestigio como Acción Internacional, las cajas de compensación familiar Colsubsidio, Cafam, Comfandi, Comfenalco Cartagena, entre otros.

Finámerica, a través de su nuevo portafolio de productos en ahorro, inversión, crédito y protección, ofrece a sus cerca de 150 mil clientes cobertura en 19 departamentos del territorio nacional. A través de esta fusión, cuidadosamente planificada con el respaldo de expertos, Compartir continúa comprometida con el microcrédito del país y pretende seguir fortaleciendo a los pequeños y medianos empresarios.Dentro de este proceso de fusión, las inversiones cobran una mayor trascendencia para llegar con créditos a muchas más familias colombianas, que a través de sus microempresas generan progreso y crecimiento a la economía nacional.

www.bancompartir.co